lunes, 4 de abril de 2011

Mis Super Poderes

Debo reconocer que tengo una vista que da pena, de pequeños los hay que coleccionan cromos, muñecas, sellos, cardenales... y  mí me dió por coleccionar dioptrías (me las debí de quedar todas yo). A cambio, la naturaleza, que dicen que es sabia, me dió un oído estupendo. Tan tan estupendo es mi oído que puedo saber si una persona, al otro lado del teléfono, ha ido a la cocina a por un flan, si el Cola-Cao se lo está bebiendo en un vaso de plástico o si se está liando un cigarro mientras hablamos (ésta última creo que aún está buscando una cámara escondida en su cuarto). Esto es genial para encontrar móviles que suenan escondidos en un bolso en la última habitación de la casa.

Lo bueno de tener este oído es que te enteras de todo, y lo malo que a veces escuchas cosas que preferirías no haber escuchado, como por ejemplo:

(conversación con una amiga)

- Ardilla, la amistad entre un hombre y una mujer no existe.
- Anda ya, si casi todos mis amigos de más tiempo son tíos.
- Que va, esos ni son tus amigos ni nada, quieren lo que quieren y punto.

Conclusión: eaaaaa, 8 años de amistad a la basura...

(conversación de dos chicas a mi lado en un bar)
- Corre, que se ha quedado sola, éntrale
- ¿Qué dices, tía?, esa tiene novia fijo, ¿no has visto las tetas que tiene?

Conclusión: estoy haciendo algo mal con las tetas, porque sigo soltera  :s (aunque siempre puedo probar con uno de mis amigos, ¿no?)


Además de mi super oído, tengo otros super poderes, como por ejemplo: soy invisible, quiero decir, no invisible invisible porque no se me vea, sino invisible, electrónicamente hablando. Esto hace que me pasen cosas del tipo "voy un centro comercial y no se abren las puertas". Al principio era muy incómodo porque acababa siempre frenando en seco para no comerme el cristal. Con el tiempo he aprendido a esperar a que la otra persona las abra y entrar corriendo detrás.


Y lo del centro comercial es lo de menos, porque en mi portal acaban de hacer obras y ponerlo todo nuevo, y ahí es donde lo paso realmente mal. Las puertas del ascensor se me cierran cuando estoy pasando porque funcionan con un sensor, al igual que la iluminación del portal, que sólo se enciende cuando entra alguien. Al final acabo buscando el interruptor del ascensor con la luz del movil y en cuanto se abren las puertas, me lanzo dentro (haya gente ocupándolo o no).


Este super poder,  voy a empezar a probarlo con las alarmas de los coches y si sigue funcionando, pienso robar un banco, hacerme rica y vivir toda la vida como Paris Hilton (sin hacer nada, no en plan putilla).


Y que luego me digan que pienso en "negatifo"...

7 comentarios:

Blog A dijo...

Tengo un amigo hombre y es gay, y un día me enteré que fuy su candidata para experimetnar con mujeres..dice que tengo morbo, hay que joderse. jajaja
Ser invisible, hay que sacarle lo positivo, lo del robar el banco me parece buena ídea

Tiresias dijo...

Ains... Me acabas de joder el negocio: yo que presumía de ser pródigo en amigas... Ahora quedaré como un degenerado a los ojos de cualquiera que te lea. Y peor aún, me las pondrás a todas sobre aviso y ya no tendré nada que hacer.

Ya te vale, Ardillita.

Saludos!

fiona dijo...

Yo no llevo gafas, pero lo de las puertas y lo de las luces que van con sensor también me pasa!! Más lo de las luces, pero yo lo achaco a que soy pequeña y no me pilla...jajajaj

1besico!

Maeglin dijo...

Ummm tienes el sindrome Ghost con el tema de las camaras de seguridad a varias amigos les pasa. El caso más extremo el de uno que se comió una puerta automática del corte inglés pero la broma le salió bien porque le dieron indemnización, chiquitita pero indemnización al fin y al cabo, asi que ya sabes.

La Ardilla Voladora dijo...

No jorobes, Montse. Pues si un gay te dice que tienes morbo, definitivamente debes tenerlo. Por cierto, si me prometes no escribirme guarradas en el muro, te doy mi "feisbu".

Tiresias, yo sí tengo amigos tíos (casi todos), así que aún queda esperanza.

Fiona, no sé si es por lo baja o no, pero paso de ponerme a dar saltitos para comprobarlo, que bastante tonta parezco ya, lanzándome al ascensor.

Maeglin, de momento voy a seguir con el plan del robo, lo de partirme los dientes contra "El Corte Inglés" será mi plan B (que la sangre no me gusta).

Charlotte Sometimes dijo...

Ay, no! Vivir la vida loca sí ! Pero en el anonimato, mujer. Siempre, siempre. De famoseo nada que luego todo se sabe y sino se inventa. Cuando nadie te conoce,... entonces sí que vives como quieres. Eso molaaaaaa ^_^

La Ardilla Voladora dijo...

Charlotte, cuando sea la Paris Hilton anónima, nos vamos de cervezas :p