sábado, 28 de mayo de 2011

Versionando Clásicos

El día que dejé a mi Bo Derek particular en casa, versionamos un clásico: "Vivir para gozar", comedia romántica de George Cukor, protagonizada por Katharine Hepburn y Cary Grant. La Hepburn se enamora del prometido de su hermana (esta lo tenía aún peor que yo):

- Linda, eres un encanto.
- ...Gracias... basta ya, ha sido estupendo... ¡escucha!
-Sí, son las doce.
- ¡Feliz Año Nuevo, Johnny!
- Feliz Año Nuevo... ... ... ...
- Puedes contar conmigo, Johnny, ahora vete, te estarán esperando.


Ahora la nueva versión:

- Ardilla, tienes razón.
- Lo sé (:p). Bueno, ¿este es tu portal?
- Sí, aquí es.
- Buenas noches, Bo (a partir de ahora la llamaremos así, aunque sé que no va a gustarle)
- Buenas noches, Ardilla... se me dan mal las despedidas...
- ¡Sal de mi coche! 
- Vale

Toooooo romántico, ¿a que sí?

Entrada dedicada a una de las personas más valientes que conozco (lo malo pasa, paciencia).

10 comentarios:

Shhh... dijo...

jaja, eres la caña, ¡¡bienvenido el romanticismo!! XD

la reina del mambo dijo...

Muy bueno Ardilla, eres la leche!!!
Un beso

estonoesunblogdehistoria dijo...

Todo sutil tú... jajjaa

Gybby dijo...

jajajaj tus frases están empezando a estar a la altura de las de Clint Eastwood!! Eres la caña!! jajaja

Un besazo!!

Bruja Truca dijo...

¿No hay video de la nueva versión? Que pena...

Seguro que tú Bo no es como Kate =P

Jam lo intenta dijo...

me encanta esa peli, estoy con Bruja, dónde está el video?

Caparina dijo...

jajaja gran frase! A mi también me gusta más esta versión del "romanticismo"... :)
Un beso!

yo dijo...

A quien se le habrá ocurrido decir que el romanticismo ha muerto...
:)

Verónica dijo...

Ya sé, tendrías el coche entorpeciendo el tráfico, ¿a que sí?, jajjajaja.

La Ardilla Voladora dijo...

Gracias a todos por comentar, sois de lo mejor que se puede encontrar por estos lares :p.

Gybby, que me compares con Clint es casi una proposición de matrimonio en tu caso, ¿no?, jajaja.

Bruja y Jam, el video aún no está, pero estoy pactando una exclusiva con el "¡Hola!", así que, quien sabe...

Vero, fíjate, no tenía ni esa excusa, eran las cinco de la mañana, así que no estaban puestas ni las calles todavía, jajaja.