sábado, 29 de enero de 2011

Reloj Biológico

Tranquilos, que no me voy a poner profunda, ni nada por el estilo, pero es que leyendo un antiguo post del Blog A, me ha dado por pensar en que yo quiero una madre así. No es que me queje de la que tengo, porque la adoro y yo por mi madre ¡MA-TO!. He estado pensando en que hay distintos tipos de madre (sí, últimamente me ha dado por las listas):

1) La "madre-hija": las reconocerás porque son las que llevan a su lado a una adolescente tapándose la cara con las manos, el pelo, una carpeta, un contenedor de basura... lo que pillen con tal de que no se las relacione con la señora que llevan pegada:

- ¡¿Pero qué haces tapándote, Jennifer?!
- ¡Joder, mamá, no digas mi nombre!

Suelen cantar y/o bailar con la música de ambiente de las tiendas, "pedirle prestado" o robarle la ropa a su prole y usar frases más propias de Leticia Sabater que de una madre (APUNTE: escribir post sobre las posibles consecuencias insubsanables de ser hijo/a de Leticia Sabater).

2) Otro de los tipos de madre que habitan en el ecosistema en el que vivo es la "madre-portera" o madre que todo lo casca.
- Ays, a mi Mónica le ha venido ya la regla.
- Hay que ver, que mala  suerte que a mi niña se le pegaran los bichillos esos por culpa de aquel macarra.
- A mi Lourdes le han quedao' cuatro, pero es que le tienen manía.

Estas son algunas de las frases con las que tu madre deleitará a las vecinas aburridas... un delirio, vamos.

3) La "madre-preocupada", la que da igual lo que hagas, siempre está de los nervios. Si sales porque sales, si no sales porque se te va a poner cara de televisor, si tienes novio porque estás malgastando tu vida tan joven y si no lo tienes porque se te va a pasar el arroz.

Estas  madres funcionan por brotes, según la zona, el clima o LA COMIDA. Para estas madres siempre comes poco y te estás quedando en los huesos:

- ¡Mamá pero si peso 120 kg!
- Pero eso es porque eres de hueso ancho.

¿Hueso ancho?, si alguien sabe lo que es, que me lo explique, por favor.

Existen más clases de madre: obsesionadas con la limpieza; con parecer más jóvenes que sus hijas (pobre Chabeli); con hacerlo todo con sus retoños... y cada día son más porque la interacción entre los diferentes tipos provoca mutaciones insospechadas y temibles.

¿Alguien reconoce a su madre?, ¿alguien se reconoce?...

Post abierto, se admiten nuevos tipos.

3 comentarios:

la reina del mambo dijo...

Muy bueno tu post.
Afortunadamente no me reconozco en ninguna.

Besos

Blog A dijo...

Yo me reconozco en casi todas esas madres.. cuantas verdades.
Que sabia eres chiquilla.

Little Zebra dijo...

Yo creo que la mia se sale de todos los estereotipos que has puesto, pero me he reido un monton con tu post! :)

Besito!